París: 7 lugares menos conocidos de la romántica ciudad

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
eiffel tower, paris, france, -3349075.jpg, parigi, Francia
pixabay.com

Traducción por: Bujor Andreea

París es el lugar donde nace  el arte, donde la moda respira, donde la elegancia se convierte en obsesión y el romanticismo te sonríe. Este artículo está destinado a guiaros en un viaje virtual, representando una fuente de inspiración para los que sueñan con descubrir lugares excepcionales y objetivos turísticos menos conocidos de París.

 

1. El Museo de la Armada

Para conocer la profundidad de un lugar, es necesario documentarse sobre su historia y su pasado. El Museo de la Armada contiene colecciones ordenadas cronológicamente, desde la antigüedad hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Siendo un museo nacional, las exposiciones contienen armas y armaduras, artillería y uniformes, pero también obras de arte. El Museo de la Armada fue fundado en el año 1785 bajo la dominación de Napoleón. Hoy en día ocupa el tercer lugar en el top de los más grandes museos del mundo.

En 2021, por primera vez, en el Museo de la Armada tuvo lugar una exposición excepcional para conmemorar los dos siglos de la muerte de Napoleón. La exposición llevó el nombre “Napoléon n’est plus” (“Napoleón ya no está”) y presentó al público su testamento, que fue conservado a lo largo de los años en los Archivos Nacionales. Los organizadores ofrecieron a los visitantes una gran cantidad de información sobre la muerte de Napoleón desde su enfermedad hasta sus consecuencias.

2. La Ópera Garnier

¿Qué tal olvidarnos por un momento de los problemas cotidianos y dedicarnos al arte, a la cultura y a la música clásica? La Ópera Garnier tiene una arquitectura encantadora que pertenece al estilo barroco, caracterizada por una geometría armoniosa, colores saturados, decoraciones gigantes y extravagancia. Al entrar en el edificio, serás sorprendido por la belleza de las decoraciones realizadas de mármol y mosaico que crean un ambiente lujoso.

La música de ópera expresa cosas que no se pueden transmitir con ningún otro género musical. Tiene algo completamente específico y ese algo habla sobre la nobleza de cada uno de nosotros, de que, desafortunadamente, en el remolino de la vida cotidiana, nos olvidamos de vez en cuando.  Tiberiu Soare

La Ópera Garnier alberga las más prestigiosas fiestas de disfraces y espectáculos de ballet. En el interior de la sala principal de espectáculos hay un gigante candelabro de bronce y cristal, que pesa 8 toneladas. El edificio también alberga un restaurante muy apreciado por los glotones, con una carta de delicias francesas, el lugar perfecto para probar el sabor y la pasión de París.

Para visitar las salas del edificio, hay que pagar una tasa de unos 14 euros. El precio de un billete a un espectáculo, sea de ballet o de música clásica, es caro, pero vale cada centavo.

 

3. Las Galerías Lafayette

Las Galerías Lafayette constituyen una cadena de tiendas, un lugar icónico y muy opulento situado en la avenida Haussmann. Este lugar es simbólico por su rica historia de la moda. En Francia se encuentran algunos de los diseñadores de moda más famosos del mundo.

Entre ellos nombramos a: Coco Chanel, Christian Dior, Nina Ricci, Yves Saint-Laurent, Simon Porte Jacquemus.

Así que, Las Galerías Lafayette son el espacio para los apasionados de las nuevas tendencias de la moda. Otra cosa que las hace famosas es su arquitectura en forma de cúpula, con una vista encantadora de París en la última planta del edificio. Al mismo tiempo, las Galerías albergan festivales célebres de moda, presentando colecciones de diseñadores tanto franceses como internacionales. 

Tú mismo podrías ser el próximo afortunado en asistir a uno de estos festivales. Todos los viernes hay eventos con pequeños desfiles de moda gratuitos preparados al detalle para los turistas. Lo que debes hacer es acceder a su sitio web y hacer una reserva. ¡Tan sencillo! 

 

4. El Museo del Perfume

Además de la moda, Francia domina en el mercado de los perfumes, ya que los produce desde hace siglos, desde la época del rey Luis XIV. Con la subida al trono de Napoleon, la comercialización de perfumes aumentó notablemente y cada año se inventaron nuevos sabores. Se sabe que a Napoleón le gustaban los aromas fuertes y las esencias en frascos pequeños.

Aquí podrás sentir y preparar diversas esencias y tendrás la oportunidad de descubrir el secreto de los aromas que vuelven locos a los hombres. Con cada paso, cruzaras un jardín de fragancias, cada cuarto teniendo una corta lección de cultura e historia.

El mueble del museo es auténtico, uno de los cuartos guardando completamente los primeros instrumentos utilizados para la fabricación y el embalaje de los perfumes.

El Museo se encuentra en una increíble mansión parisina, una verdadera joya de París y la entrada es gratuita para los turistas. En la proximidad del museo encontrarás decenas de boutiques que venden dulces, té, productos preparados con cariño por los residentes. 

 

5. El Hotel Plaza Athénée

Esta vez te presento un hotel de 5 estrellas verdaderamente encantador, situado en el corazón de París, en la zona exclusivista Avenue Montaigne. Tiene vistas a la Torre Eiffel  y a La Cour Jardin, pero lo que lo hace verdaderamente grandioso es su oasis de verdor y geranios rojos. El hotel tiene un jardín magnífico, lleno de flores rojas, muy admiradas por los turistas. Se dice que Christian Dior encontró su inspiración aquí, abriendo su primer centro Spa en el hotel. 

6. La Défense 

Este lugar es conocido como la Nueva York de Paris. Es el primer distrito comercial y la arquitectura de los edificios se aleja del estilo barroco tradicional. Los edificios son modernos, altos, con jardines colgantes y fuentes. Si quieres sentirte por un momento en el centro de Nueva York, rodeado de rascacielos y luces multicolores, este es lugar perfecto para ti, irónicamente o no, justo en París, donde el romanticismo está “en auge”.

 

7. Rue Crémieux

Finalizamos nuestro viaje con una calle peatonal que contiene casillas de fachadas coloridas y colores pastel, que no pueden ser encontradas en ningún otro lugar más que aquí. Es una verdadera explosión de colores que deleitan el ojo del espectador.  Hay que tener en cuenta que estas casas de campo están habitadas y a los propietarios les molestan un poco los turistas ruidosos que no respetan su intimidad.

El refinamiento, la elegancia, el arte de la belleza, todos estos construyen el retrato de la capital parisina, un lugar verdaderamente mágico, del que te enamoras cada día.

Puedes leer este artículo en rumano aquí.

  FUENTES:

 478 total views,  4 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *