La vida de Frida Kahlo, la famosa pintora mexicana (6 de julio de 1907 – 13 de julio de 1954)

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Frida Kahlo
flickr.com

Traducción: Bujor Andreea

Nacida y fallecida en la Ciudad de México, Frida Kahlo (6 de julio de 1907 – 13 de julio de 1954) es conocida por su pinturas hiperrealistas, el matrimonio tormentoso con otro artista, un comunista activista llamado Diego Rivera, el estilo vestimentario especial, completado por una característica que la hacía inconfundible: la famosa uniceja.

 

Frida Kahlo vivió en un periodo cercano al nuestro: la primera mitad del siglo XX. Frida Kahlo de Rivera quedó en la historia mediante su carácter extraordinariamente fuerte, logrando transformar el dolor físico y emocional, junto con las frustraciones personales, en creatividad, estética, belleza, arte. 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo)

Frida Kahlo: Una vida tormentosa 

Cambió su fecha de nacimiento de 1907 a 1910 para mostrar su alineamiento con los principios de la Revolución Mexicana. Aunque no vivió en una sociedad tan hostil para las mujeres, Frida Kahlo tuvo un destino sombrío desde muchos puntos de vista. 

Durante la infancia, estaba llena de energía y espontaneidad, pero con solo 6 años empezaron los problemas de salud que se agravaron a lo largo de su vida. Fue diagnosticada con poliomielitis. Esta enfermedad dejó sus piernas desproporcionadas, siendo aconsejada a cubrir sus problemas físicos bajo vestidos largos y faldas hasta el suelo.

A pesar de estos problemas, era muy inteligente: sus resultados académicos la llevaron al mejor liceo de México, la Preparatoria, donde fue una de las 35 chicas admitidas, el resto de 1,965 siendo chicos. En aquel periodo, la inteligencia y la creatividad la ayudaron a fundar amistades sólidas, nombrando su grupo de amigos “Los Cachuchas”.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @shemustbeoutthere

 

La trágica historia de amor entre Frida Kahlo y Diego Rivera 

Una de las más memorables citas de Frida es „There have been two great accidents în my life. One was the trolley, and the other was Diego.” (Tuve dos graves accidentes en mi vida. Uno donde un autobús me tumbó al suelo, y el otro fue Diego.”)

El primero se refiere al accidente que sufrió a los 18 años y que la dejó casi paralizada, afectándole la columna vertebral, las costillas, la pierna y el hombro. En realidad, los médicos que la cuidaron en el hospital pensaron que había pocas posibilidades de sobrevivir al accidente, pero Frida era una luchadora.

Saliendo de las garras de la muerte, cuando estaba en la cama del hospital, le pidió a su padre que le comprara materiales para pintar, naciendo así su primera pintura intitulada “El Autobús”.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo)


El segundo accidente fue su esposo, Diego Rivera, a quien conoció cuando tenía solo 22 años y estaba en búsqueda de la opinión de un artista con experiencia en el dominio. Aunque esto tenía una mala reputación por sus matrimonios que terminaron por causa de infidelidad, entre los dos se creó un vínculo fuerte. Diego no intentó ocultar su defecto y le advirtió sobre su verdadera cara.

I’m physiologically incapable of fidelity.

(Soy fisiológicamente incapaz de ser fiel.)

– ALFRED MOLINA en su papel como Diego Rivera (Frida 2002)

Un matrimonio condenado desde el principio siguió su curso que todos esperaban:

Diego Rivera: I told you who I was when you married me.

Frida Kahlo: Yes, you did, and I married you anyway. And, you promised to be loyal. You have been my comrade, my fellow artist… my best friend.

 

(Diego Rivera: Te dije quien era cuando nos casamos.

Frida Kahlo: Si, me dijiste y me casé contigo de todos modos. Y tú me prometiste que me fueras fiel. Has sido mi camarada, mi colega  artista… mi mejor amigo.)

– Frida (2002)

Impetuosa, pero pasional 

Frida no se dejó por vencida: bisexual, comunista, la pintora mexicana tuvo relaciones amorosas con el revolucionario Leon Trotsky, refugiado en su casa, el poeta Vladimir Maiakovski y la cantante mexicana Chavela.

Diego Rivera: You’ve broken my heart, Frida.

Frida Kahlo: It hurts doesn’t it? But why?

 

Diego Rivera: Me has roto el corazón, Frida.

Frida Kahlo:¿Duele, no? ¿Pero por qué?

                                                                                      Frida (2002)

Afligida por la infidelidad de su esposo y estando en un continuo estado de dolor por los problemas óseos, Frida sintió que su fuente vital se encuentra en el arte:

If you’re a real painter, you’ll paint because you can’t live without painting. You’ll paint till you die. 

Si eres un verdadero pintor, pintarás porque no puedes vivir sin esto. Pintarás hasta el final de la vida.

  Diego Rivera, Frida (2002)

Pero, más allá de su deseo de exorcizar sus demonios interiores mediante la pintura, su alma añoraba una familia unida. Era una verdadera amante de los animales, una no convencional, podríamos añadir: tenía perros, monos, loros y  palomas como mascotas en “La Casa Azul”.  

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo)

Para tener una familia completa, Frida quería ser madre. Quedó embarazada varias veces, pero todos sus embarazos terminaron trágicamente a causa del accidente que sufrió cuando era una adolescente y por el estrés.

El arte imita la realidad 

Frida solía pintar en la cama debido a sus problemas de salud, pintando más de 55 de autorretratos con la ayuda del soporte especialmente hecho por su padre.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo)

Uno de sus cuadros más dolorosos y expresivos es pintado después de perder un embarazo en el hospital de Detroit en 1932. La relación extraña entre ella y Diego se manifestó a través de la infidelidad, pero Diego se comportó siempre como un buen esposo y amigo en las situaciones de crisis, estando al lado de la pintora durante las innumerables visitas al hospital.

Él le trajo los materiales para expresar sus emociones crueles y abrumadoras mediante el diseño. La pintura llamada “Henry Ford Hospital” es la definición del arte simbólico, surrealisto. El cuadro la coge en una postura íntima y contorsionada , para mostrar el dolor que atraviesa, y los elementos del cuadro cogen la causa, el proceso y el efecto final: la pérdida del niño nonato a causa del accidente y el tiempo que pasa lentamente para prolongar su sufrimiento y mantenerla anclada en un presente desgarrador.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo)

Aunque se divorció de Diego en 1939, un año después él volvió a pedir su mano por los problemas de salud que empeoraban, queriendo estar al lado de Frida hasta el final. Se sometió a múltiples intervenciones quirúrgicas fallidas y perdió su pierna debido a la gangrena. En el mismo año, 1953, se realizó la primera exposición de sus pinturas en México.

La pérdida de su pierna derecha y la comprensión de que nunca podrá cumplir su sueño de tener hijos la deprimen, ella refiriéndose a la muerte como una experiencia liberadora en su diario:

I hope the exit is joyful. And I hope never to return.

(Espero que la salida sea alegre. Y que nunca vuelva.)

Participó en una exposición desde su cama, intentando guardar de todos modo un rastro de optimismo en aquellos momentos agonizantes. 

  Feet.. why do I need you for if I have wings to fly?

(Piernas… Por qué os necesito si tengo alas para volar?)

 Frida Khalo

El dolor sublime 

La década de 1940 marcó para Kahlo el dolor y la cercanía de la muerte. Murió a los 48 años, pero su herencia está formada por las impresionantes pinturas llenas de simbolismo y la casa en que vivió fue transformada en un museo en su honor.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo)

Sus pinturas no representan una realidad idealizada, sino la verdad desnuda sobre el engaño, la ilusión, la pérdida y la melancolía, así que cualquier espectador, sin importar la época, puede identificarse en la obra de Frida, la pintora mexicana que vivió y respiró arte.

At the end of the day, we can endure much more than we think we can.

(Al final del día, podemos soportar más de lo que creemos.)

Puedes leer este artículo en rumano aquí.

Fuentes: 

 

 

 196 total views,  1 views today

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.